¿Qué es una contractura muscular?

Las contracturas musculares son una de las lesiones más habituales de los músculos. Se generan por la sobrecarga, un mal movimiento, o el sobreesfuerzo del músculo. Generan puntos dolorosos por la inflamación de la zona afectada y la falta de circulación sanguínea que no drenar correctamente las toxinas del músculo producidas por contracción mantenida del musculo.

Por lo general, la vida sedentaria y el mal calentamiento antes de empezar a realizar deporte suelen ser los principales detonantes de la aparición de una contractura muscular. El estrés o la realización de una actividad constante y repetitiva son otro de los factores que pueden generar este daño. Si el músculo está debilitado, no está bien ejercitado antes de un esfuerzo o se ha sufrido una lesión, se contrae perdiendo su elasticidad natural.  Pueden aparecen durante o después de realizar el ejercicio.

Síntomas de una contractura muscular

Los síntomas son tensión y dolor localizado en la zona del músculo implicado al realizar un movimiento.

¿Cómo curar una contractura?

Para aliviar los sintomas de una contractura lo mas recomendable es calor unas dos tandas de 15 minutos , varias veces al día y si no mejora en un par de días, lo mas recomendable es ir al fisioterapeuta u osteopata, donde desde la primera sesión notara alivio inmediato. El fisioterapeuta mediante estiramientos, masajes, aplicación de calor, agua o de electricidad libera la tensión del músculo, (lo que se llama quitar los nudos del músculos), ayudando a mitigar los dolores y ayudándolo a su recuperación.